BLOG EN ESPAÑOL

Photo by Evgeny Tchebotarev on Pexels.com

26 de febrero. Seiko Hashimoto y Yuriko Koike prometen llevar adelante los Juegos Olímpicos a toda costa. La Ministra de Empoderamiento de la Mujer, Tamayo Marukawa, declara que la legislación que obliga a los miembros de un matrimonio a tener el mismo apellido debe quedar así (me referí a este punto en un post anterior). Lo contrario conduciría al caos social. Cuando el tema de la violación de Shiori Itoh por un biógrafo y amigo de Shinzo Abe estaba en los medios, surgieron legisladoras (mujeres) del Partido Liberal Demócrata a afirmar que ella lo había hecho para conseguir un buen trabajo, así que debía callarse la boca. Cuando es necesario pronunciarse para defender ideales conservadores, y particularmente cuando esos ideales van en contra de la igualdad de género, nada mejor que una mujer. Una mujer en un puesto político importante no es ninguna garantía de que se favorezca la igualdad de género. Y diría que en Japón si es puesta allí por los dinosaurios del PLD es una garantía de que seguiremos retrocediendo. En el mundo político japonés el poder detrás del poder es algo que siempre debemos tener en cuenta, como los señores de negro que mueven las marionetas del Bunraku. Entonces, si no quieren a Mori allí tienen una mujer para que lo haga mejor que él. Si no les gustó que el PLD en diciembre último retroceda en un tema como el de los apellidos en los matrimonios que se viene discutiendo desde hace 20 años, pues entonces que lo diga una mujer, más aún, que lo diga la Ministra de Empoderamiento de la Mujer, quien además asumió el puesto de Ministra de los Juegos Olímpicos que dejó libre Hashimoto. Mujeres en busca de más y más poder dentro del partido gobernante cumplen la función de asegurar que los dinosaurios lleven adelante sus propósitos sin mayores obstáculos. Y quizás les den unos puntitos más en las estadísticas internacionales sobre igualdad de género. Los nuevos movimientos sociales de mujeres, como Flower Demo contra la violencia sexual, son una esperanza, pero lamentablemente la gran mayoría de las mujeres no tiene ese nivel de conciencia. Y cuando en medio de la pandemia son víctimas de violencia doméstica, de violencia sexual, son despedidas ya que tenían trabajos precarios, etc., entonces dirigen la violencia contra sí mismas. Así ha aumentado el número de mujeres que se suicidan. Byung-Chul Han se refiere a la depresión y a dirigir la violencia contra uno mismo como un mal típico del neoliberalismo que no reconoce fronteras ni diferencias de género. Es necesario estudiar en más detalle las razones por las que la mujer en Japón sufre más que el hombre dentro de esta pandemia. 

E-book Cover

16 de febrero. Ocurrió en Osaka. Obligaron a una estudiante cuyo cabello natural es marrón a teñírselo de negro, algo que en realidad va contra el reglamento de la escuela, que prohibe teñirse el cabello. La estudiante ha ganado el juicio y es un buen antecedente, pero también significa te doy 330.000 yenes (unos 3.000 dólares) y olvídalo. Todo en pos de la uniformidad. Es la forma más primitiva de control social: el control de la apariencia. De hecho creo que a esa gente le encantaría que todos se sienten en posturas similares, hablen y caminen del mismo modo… y el resto se lo pueden imaginar. Manuales para todo. Recuerden los manuales para las entrevistas de búsqueda de empleo que muestran hasta qué mano hay que poner sobe la otra cuando son colocadas sobre la falda. En ciertas escuelas pasan revista a los estudiantes de modo más estricto que lo que me tocó cuando hice el servicio militar. Claro que depende de las autoridades de la escuela. Si tienen alguna experiencia buena o mala pueden contarla en los comentarios. Personalmente creo que estas cosas a esta altura de la historia no le sirven para nada al futuro de Japón, sea en términos económicos como sociales. Es la mejor receta para su decadencia en todo sentido. http://www.asahi.com/sp/ajw/articles/14194606

10 de febrero. Una frase tomada de “La Expulsión de lo Distinto” de Byung-Chul Han. “Una peculiar experiencia de alienación en la que uno renuncia a la soberanía del ojo y se pone a merced de la mirada del otro.” No está pensada para Japón pero muestra una característica de esta sociedad que no surge como algo ajeno a la normalidad sino como lo que se demanda de la gente desde niños. El título del libro también parece referirse a la sociedad japonesa aunque no es así. Quizás estemos a la vanguardia en estas dos cuestiones. Son solo reflexiones al pasar. “Food for Thought”. Gracias Fernando por el libro.

7 de febrero. Alguien subió a un grupo un comentario sobre la escasez de aceras (andenes, banquetas, veredas) peatonales en las calles de Japón. Una serie de comentarios me llevaron a buscar información sobre los accidentes de tránsito y sus víctimas fatales. Aquí van algunos datos. Es curioso que el segundo pico fue en 1992, cuando se acabó el auge especulativo y la economía entró en una larga recesión. De allí en más el número de víctimas fatales bajo continuamente. El número de fallecidos en accidentes de tránsito alcanzó su máximo en 1970 con más de 16.000 personas. En esa época se acuñó la expresión “Guerra del Tránsito” (交通戦争). Luego cayó abruptamente y tuvo un nuevo pico de poco más de 10.000 personas en 1992. De allí en más disminuyó continuamente hasta llegar a unas 3.500 víctimas fatales en 2019. Según World Health Ranking la cantidad de víctimas fatales por cada 100.000 habitantes en Japón es la segunda más baja del mundo después de Suecia. Los datos incluyen 183 países. Provienen de la Organización Mundial de la Salud para el año 2018. https://www.worldlifeexpectancy.com/cause-of-death/road-traffic-accidents/by-country/

4 de febrero. Yasutaka Tsutsui, Lo que vio la criada -ocho cuentos psíquicos-. Bueno para entender aspectos de las relaciones interpersonales en Japón. Fue escrita en 1972 pero podría haber sido escrita ayer. Quizás la distancia entre tatemae y honne sea más grande hoy que hace medio siglo.

ebbok cover (Amazon)

1 de febrero. Flower Demo es el nombre de un movimiento social contra la violencia sexual que surgió en abril de 2019 y en la actualidad se ha extendido por todo Japón. En marzo de 2019 en cuatro juicios sin relación entre sí cuatro sospechosos de haber violado a mujeres fueron absueltos. El 11 de abril por la noche más de 500 mujeres se reunieron frente a la Estación de Tokio. Una vez finalizados los discursos las asistentes no se movieron del lugar y algunas tomaron el micrófono y relataron lo que habían padecido. De allí en más el día 11 de cada mes se convoca esta manifestación en que las mujeres se reúnen en círculo y las víctimas de abuso sexual relatan lo que les ocurrió. En enero de 2020 el movimiento ya se había extendido a 33 de las 47 prefecturas de Japón. En este país hay nuevos movimientos sociales y debemos estar orgullosos de ello. Entre lágrimas ellas están levantando la voz. En inglés pueden consultar flowerdemo.org El nombre proviene de que cada asistente lleva una flor como símbolo de solidaridad. 

26 de enero. Hola, el viernes 29 y el sábado 30 de enero vamos a tener dos reuniones por zoom gratuitas para hablar sobre la sociedad japonesa contemporánea. El viernes será de 9 a 11 de la mañana y el sábado de 20 a 22 horas (hora de Japón). En principio me gustaría hablar sobre aspectos básicos de lo que se entiende por cultura japonesa, ciertos problemas sociales que se han agudizado durante las últimas décadas y alternativas para superarlos. El resto queda abierto a los intereses de los participantes. Si todos ya están al tanto de lo que he escrito en mis libros iremos directamente a los temas de su interés.

Los temas tentativos son: Los pares: tatemae – honne; enryo – sasshi; uchi – soto; omote – ura. El sistema educativo.  La familia: la relación entre madre e hijo y el padre ausente. Una sociedad centrada en la empresa privada. Cultura y control social. Período de rápido crecimiento económico vs. neoliberalismo. Problemas sociales: hikikomori, ijime, cultura kawaii y regresión, los evaporados, muerte y suicidio por exceso de trabajo, muerte solitaria. Caída de la población y mercado de trabajo. Alternativas para su superación. Y aquello en lo que tengan interés. 

Antes de tratar los temas haremos una pequeña presentación  de cada uno para que se conozcan entre sí. 

Si están interesados envíenme un mensaje por messenger y les enviaré los datos de zoom. 

Por favor escríbanme si están seguros de que van a poder asistir. Es suficiente con su nombre y el país desde el que van a asistir. Saludos.

ebook cover (Amazon)

24 de enero. Continúo con el tema de los apellidos en Japón. Desde en año 2000, cuando se formuló el primer plan básico para promover la igualdad de género, se ha incluido en él avanzar en la dirección de permitir que los miembros de un matrimonio puedan conservar apellidos diferentes. El mes pasado fue anunciado el quinto plan básico para promover la igualdad de género y por primera vez en 20 años se ha ido marcha atrás. El editorial del periódico Asahi del 18 de diciembre de 2020 dice que Japón es el único país en el mundo que requiere por ley a los matrimonios utilizar el mismo apellido. Durante los últimos 20 años se ha trabajado para acabar con esta legislación que proviene del período Meiji (1868-1912), el mismo en que por primera vez se obligó a todos los japoneses a tener un apellido. Según el artículo el sector más conservador del partido gobernante ha presionado para acabar con el intento de permitir que cada miembro de la pareja use su apellido después de 20 años de trabajo en la dirección opuesta. Según nippon.com del 9 de diciembre de 2020 (en castellano) el 70.6% de los japoneses está a favor de que se le permita elegir apellido mientras el 14.4% prefiere mantener la actual legislación. En la actualidad el 96% de los matrimonios ha adoptado el apellido del marido y el 4% el apellido de la esposa. Todo esto en el caso de los matrimonios entre japoneses. En el caso de los matrimonios entre japonés(a) y extranjera(o) cada uno puede conservar su apellido si así lo desea. Esto llevó al dueño de una empresa de software (matrimonio entre japoneses) a hacerle juicio al Estado en 2018 sosteniendo que la ley que requiere que lleve el mismo apellido que su mujer es inconstitucional ya que viola el artículo 14 de la Constitución que garantiza igual trato para todos. Un año después una corte de Tokyo falló en su contra sosteniendo que la ley es constitucional. ¿Qué piensan de este asunto? Pienso que es un tema de discusión interesante, pero siempre con buena onda. Saludos. El título del artículo del Asahi Shinbun es “Japan should annul same surname rule for married couples”. El caso del dueño de la empresa de software está en el “Japan Times”, marzo de 2018, bajo el título “Allow different surnames for married couples”. Y hay muchos artículos más incluyendo uno del 25 de diciembre de 2020 del Japan Times sobre el mismo tema. También hay en castellano. Los pueden leer en internet.

https://dimartino.studio/31-japon/

21 de enero. Acerca de los apellidos japoneses. La mayoría de la gente cuenta con ellos desde la restauración Meiji, a partir de un decreto que creo fue promulgado en 1875. Antes eran privilegio de unos pocos, los samurai y la nobleza y había gente que había adoptado extraoficialmente apellidos para utilizarlos a nivel local. Cuando el gobierno Meiji obligó a todo el mundo a adoptar uno hubo gente que no lo tomó bien, sospechando que el gobierno pretendía controlarlos y asegurarse el cobro de impuestos, como ocurrió hace poco tiempo con “my number”. Los monjes tuvieron un papel importante en la asignación de apellidos. Durante la era Tokugawa los templos budistas habían desempeñado el papel de los registros civiles en la modernidad. Muchos apellidos fueron asignados de acuerdo al lugar en que vivía la gente o su ocupación. Claro que hay apellidos preexistentes y otros que no tienen relación con lugares u ocupaciones. Algunos suenan poéticos. Siendo profesor durante tres décadas he tenido acceso a muchos apellidos. El que más recuerdo es Akitsuki (秋月), Luna de Otoño. En general me parecen encantadores, desde uno tan simple como Tanaka (田中), Dentro del Arrozal, hasta Igarashi (五十嵐), Cincuenta Tormentas. Por último, ayer cerré las calificaciones. Elegí uno de cada una de las tres clases que di: Sakumo (左雲) , la Nube de la Izquierda, Taki (多喜), Mucha Alegría, Himeno (姫野), el Campo de las Princesas. En cada clase había entre 34 y 36 estudiantes, por lo que no es difícil encontrar apellidos encantadores. En Japón hay más de 120.000 apellidos, aunque no hay estadísticas precisas.

18 de enero. Half (ハーフ)es un término que en Japón se utiliza para mencionar a una persona que tiene uno de sus padres extranjero y otro japonés. Se utiliza como parte del vocabulario común pero su interpretación es ambigua y como mínimo sirve para separar a los japoneses de los “mitad japoneses”. ¿Les gustaría que por tener uno de sus padres extranjero los llamen “mitad”? Con el objeto de superar esto entre quienes tenemos hijos “half” hemos comenzado a llamarlos “double”, haciendo hincapié en que son portadores de dos culturas. ¿Por qué no surgió esto de los propios japoneses teniendo en cuenta que tienen la posibilidad de abrirse al mundo dentro de su propia sociedad? 

15 de enero. En 1960 estudiantes de bachillerato y universitarios formaron parte de un gran movimiento social contra la ratificación del tratado de seguridad entre Japón y Estados Unidos, conocido como AMPO, que generó las más grandes demostraciones en la historia de Japón. El movimiento estudiantil continuó durante los 60s. Eiji Oguma relata lo ocurrido en 1968 en un libro cuyo título es justamente “1968” (solo en japonés).

Durante los últimos 30 años enseñé en universidades japonesas y año a año los comentarios de mis colegas se referían a que los estudiantes eran cada vez más ingenuos, más infantiles. Avanzaba la “cultura Kawaii” y en la gran mayoría de los casos para ser aceptados entre los compañeros hay que mostrarse desinteresado por los problemas sociales e interesado por Disneylandia, anime, etc.

Sin embargo, después del terremoto, tsunami y desastre nuclear de marzo de 2011, cientos de miles de estudiantes y ciudadanos se manifestaron frente a la residencia del Primer Ministro. Los estudiantes volvían a tener un papel activo, pero este se diluyó frente a la preponderancia de la cultura Kawaii. Nuevamente Eiji Oguma relata y analiza estos nuevos acontecimientos en un artículo titulado “A New Wave Against the Rock: New Social Movements in Japan since the Fukushima Nuclear Meltdown“ (en inglés, de lectura libre en internet). 

Quiero subrayar aquí que todo proceso cultural un trasfondo histórico y la “cultura Kawaii” NO es la cultura japonesa. Toda cultura es dinámica. Debemos pensar su trasfondo histórico. 

3 de enero

Nuevos cursos para el trimestre enero – marzo 2021 dados por el autor de los libros de texto.

1) Curso online (zoom) sobre el libro “Acerca del Imaginario Social Japonés”. 

Horario: Viernes de 20 a 22 horas, hora de Japón.

Son 12 clases que tendrán lugar durante 12 semanas consecutivas. 

Han sido divididas en 3 módulos de 4 clases cada uno. 

Comienza el 8 de enero y termina el 26 de marzo.

Número de estudiantes: Mínimo: 3. Máximo: 6. Son clases interactivas.

Honorarios: 5000 ¥ (unos 45 $ o 40 Euros) por módulo (cuatro clases, ocho horas reloj).

Los detalles se encuentran en https://dimartino.studio/curso-imaginario-social/

2) Primer curso sobre el libro “31 años en Japón – ensayo autobiográfico sobre la sociedad japonesa contemporánea-“. 

Horario: Lunes de 20 a 22 horas, hora de Japón. 

Son 12 clases que tendrán lugar durante 12 semanas consecutivas. 

Han sido divididas en 3 módulos de 4 clases cada uno. 

Comienza el 11 de enero y termina el 29 de marzo. 

Número de estudiantes: Mínimo: 3. Máximo: 6. Son clases interactivas.

Honorarios: 5000 ¥ (unos 45 $ o 40 Euros) por módulo (cuatro clases, ocho horas reloj).

Los detalles se encuentran en https://dimartino.studio/curso-sociedad-contemporanea/

30 de diciembre. Organizaciones sindicales y de abogados han establecido en Shinjuku “Corona Mura” con la intención de asesorar, otorgar apoyo psicológico y entregar alimentos en forma gratuita a quienes se presenten a solicitarlos durante los últimos días de este año y los primeros del año próximo. Iniciativas de este tipo existen desde hace años, por lo que no han surgido a causa de la actual pandemia, pero se estima que este año tendrán mucho mayor envergadura. Hay también iniciativas oficiales y otras generadas por ONGs. Ojalá muchos de quienes están en una difícil situación económica se acerquen a recibir alimentos y apoyo legal y psicológico. En Japón suele ocurrir que la gente sufre en silencio y no se acerca a estos lugares. Siente vergüenza de pedir o recibir ayuda. Es parte de un modo de encarar las relaciones interpersonales basado en la abstención (enryo) y la conjetura (sasshi). En las difíciles circunstancias actuales solo queda desear que las víctimas acepten estas iniciativas solidarias y se encuentren con quienes están en circunstancias similares. Mis mejores deseos de un feliz año nuevo para quienes dedican su tiempo a apoyar desinteresadamente a las personas económicamente más vulnerables y para estas últimas.

27 de diciembre. Acabo de regresar a casa. Pasé por una librería. Estuve mirando algunos libros, todo en japonés. El título de uno de ellos en traducción literal:  “Los Japoneses no saben nada de las noticias del mundo”. 世界のニュースを日本人は何も知らない。La autora es Mayumi Tanimoto. Se refiere a la televisión y a la prensa escrita, principalmente a los periódicos. Fue publicado en octubre de 2019. Ya vendió más de cien mil ejemplares. Hay mucho más para decir, pero esto es solo para poner el tema sobre la mesa. Más allá de esto, que es un problema de largo plazo, hay otro más reciente. En 2012, cuando Shinzo Abe asumió como Primer Ministro, Japón estaba en el puesto 22 en el Ranking Mundial de Libertad de Prensa. En 2020 está en el puesto 66. 

24 de diciembre. Más allá de KFC, para Navidad se venden mucho los “pasteles de Navidad”, que son pasteles con frutilla y crema Chantilly. Esa es la parte que concierne a los niños. En cuanto a los adolescentes y los jóvenes, existe la costumbre de celebrar la nochebuena yendo a cenar con su novio o novia a un buen restaurante. La fiesta suele continuar hasta el día siguiente. Por eso desde septiembre en adelante se forman muchas parejas ya que nadie quiere pasar el 24 solo o sola. Aunque no sé si debería haber utilizado el tiempo pasado para una parte no sé cuán grande de la población juvenil. Cada vez hay menos jóvenes que están en pareja y más jóvenes que continuan siendo vírgenes, tanto mujeres como hombres. Recuerdo que algunas chicas se sentían orgullosas de no necesitar hombres y se reunían el 24 para cenar juntas en muy buenos restaurantes. Este año se agrega Don Corona. Gracias a su intervención se ha acuñado un nuevo término: kuribotchi (クリボッチ). Es una mezcla de Kuri = la dos primeras sílabas de Kurisumasu, tal como se escribe en japonés, y botchi, que viene de hitori botchi (一人ぼっち)= estar solo, con una connotación de tristeza por estar solo. Pasar la nochebuena solo. Sin dudas el año que viene será mejor. Conclusión: 1) la inventiva para crear nuevos términos combinando partes de palabras o expresiones que a menudo vienen de diferentes idiomas parece ser infinita. 2) ¡Muy Feliz Navidad!.

21 de diciembre. Hoy recordaba un hecho curioso y simpático que ocurrió en Ginkakuji a fines de octubre de 1986, durante un viaje de estudios de tres meses, mi primer viaje a Japón. Éramos siete estudiantes de posgrado. Copio de la página 64 de “31 años en Japón”.

“En Kioto también visitamos diversos templos budistas y santuarios sintoístas. A fines de octubre las hojas de los árboles ya comenzaban a cambiar de color y los turistas llegaban a ver ese contraste entre el verde, amarillo, anaranjado, pasando por el rojo hasta llegar a tonalidades más oscuras, algo que se hacía más bello en un día de cielo despejado. En nuestra visita al templo budista Ginkakuji o Templo de Plata, fuimos guiados por un famoso especialista en la historia de los jardines japoneses. Supongo que él estaba tan familiarizado con los jardines de los templos que en su inconsciente ellos eran ya una parte de sí mismo. De otro modo no podría explicarse el hecho de que en Ginkakuji intentó cortar de un árbol una hoja coloreada para cada uno de nosotros. No llegó a cumplir con su objetivo debido a que un guardia del templo se acercó a recriminarlo sin miramientos. El profesor de pronto pareció caer en la cuenta de lo que estaba haciendo en su afán de complacernos. Se disculpó como un niño y nos dijo que nunca debíamos hacer eso. El guardia nunca se enteró de quién era su interlocutor.”

En el libro evité escribir su nombre, pero quiero hacerlo aquí en honor a su bondad, humildad y sabiduría. Se trata del profesor Iinuma Jiro (1918 – 2005). Una buena fuente de conocimientos si estáis interesados en los jardines japoneses (日本庭園)

18 de diciembre. Hoy en una entrevista me preguntaron si era feliz después de vivir en Japón durante 33 años. Mi respuesta fue un sí rotundo por mi esposa, mi hija y por poder dedicarme a escribir sin preocupaciones, pero hay algo que experimenté en Argentina y en México y aquí solo en algunos períodos cortos. Es la alegría de estar con los amigos. De pensar en voz alta con ellos, improvisar, intercambiar ideas, bromas, reír con ellos. Extraño la espontaneidad. Alguien decía que el fútbol es “la dinámica de lo impensado”. Quiero al menos un poquitito de eso en la vida. Porque aquí todo ha sido calculado de antemano y la vida es más parecida a una obra de teatro que a la vida.

Guy Debord en 1967 escribía sobre “la sociedad del espectáculo”. Decía que en los tiempos premodernos en las relaciones interpersonales predominaba el “ser”. En la modernidad pasó a predominar el “tener” para luego ceder el dominio al “parecer”. Lo dijo pensando en las sociedades occidentales. Quizás Japón esté a la vanguardia de la sociedad en que predomina el “parecer”. Para encontrar un verdadero amigo debo recurrir a Zoom, WhatsApp, FaceTime o subirme a un avión. Y todo esto no se resume en la idea de una cultura diferente. Japón era diferente. La cultura es dinámica y ha cambiado en el sentido de generar una distancia mucho mayor entre la gente que, por ejemplo, en las décadas de 1950 y 1960. Es lo que pensé hoy. Ojalá sirva para pensar e intercambiar ideas. Aprendemos todos los días, yo también de ustedes, por supuesto. Un afectuoso saludo.

15 de diciembre. “Una Voz Silenciosa” es una película de anime hecha en Kyoto Animation. Trata del acoso escolar. Creo que captura bien lo que ocurre en la realidad. Ser diferente en diversos sentidos (raza, nacionalidad, discapacidad, sensibilidad, aspecto) en lugar de ser considerado como algo que enriquece socialmente, suele ser (no siempre) adoptado con un espíritu xenófobo, que rechaza la diferencia y la agrede. Son muchos los casos en que los maestros no intervienen, dejando que el darvinismo social haga su parte. Algo muy triste que a veces llega a niveles de sadismo difíciles de creer. Solo salen a la luz cuando la víctima es gravemente herida o en casos de suicidio. Hay muchos libros publicados sobre ijime en Japón con el propósito de buscar las causas y posibles solucines. No sé en qué medida la situación ha mejorado, pero a mi alrededor no tengo buenos ejemplos. Todo lo que puedan aportar desde su experiencia puede servir para mejorar nuestra comprensión de esto. La película fue estrenada en Japón en 2016, en América Latina en 2017 y en España en 2018. Ahora la pueden ver en HD en YouTube. Les dejo el enlace. Si quieren ver algo divertido no la vean. Un afectuoso saludo.https://www.youtube.com/watch?v=dna5I7ne7Lk…

9 de diciembre. Segundo post sobre la vida de Kato Shuichi, tomado de “31 años en Japón”.

“Se interesó por la literatura de la resistencia. En 1958 publicó su libro “Política y Literatura” y al año siguiente “El Espíritu de la Europa Contemporánea”. Durante las décadas de 1960 y 1970 publicó numerosos libros en que analiza diversas culturas y tradiciones artísticas y literarias, observando el caso de Japón desde un punto de vista multicultural dado su conocimiento de una diversidad de civilizaciones. Se podría afirmar que estudiaba la cultura japonesa desde afuera y desde dentro a la vez, desde el punto de vista que podría adoptar un extranjero y un japonés al mismo tiempo. Alguna vez me dijo bromeando que él no entendía a los japoneses. Pienso que pocas personas han comprendido su cultura mejor que él. Entre sus obras se destacan el ensayo autobiográfico “La canción de una oveja -reminiscencias de un escritor sobre Japón y el mundo-”, publicado en 1968 y “Prolegómeno a la Historia de la Literatura Japonesa” de 1975, publicado en dos tomos en Japón, que tiene como base el contenido de las clases que dictó en la Universidad de British Columbia, en Canadá. Fue profesor visitante en la Univesidad de Yale, la Universidad Libre de Berlin, la Universidad de British Columbia, El Colegio de México y la Universidad Ritsumeikan de Kioto entre otras. Algunas de sus obras están traducidas a diversos idiomas. Entre 1988 y 1996 fue Director de la Biblioteca Prefectural de Tokio. En el año 2000 fue condecorado con la Legión de Honor por el gobierno de Francia.Kato Shuichi hablaba con fluidez inglés, francés, alemán, italiano y chino. Además de estudiar en profundidad la literatura clásica china y la cultura japonesa, tuvo un papel importantísimo como crítico de la sociedad japonesa de posguerra. Desde 1980 hasta su muerte en 2008 escribió en la columna de cultura publicada en la edición vespertina del periódico Asahi, de gran popularidad entre sus lectores. Allí trataba problemas sociales, culturales y de relaciones internacionales desde una perspectiva opuesta al nacionalismo y al imperialismo. Habiendo sido testigo de la destrucción provocada por esa ideología en Japón y siendo consciente de que estaba viva y resurgiendo particularmente desde mediados de la década de 1980, dedicó sus esfuerzos a fomentar el internacionalismo y el humanismo. Él era un ejemplo vivo de las posibilidades de comprender la cultura propia a partir de comprender otras culturas. El nacionalismo se nutre de la ignorancia y el prejuicio y ambas son fomentadas por el gobierno japonés a través del Ministerio de Educación ignorando en los textos de las escuelas las atrocidades cometidas por el ejército japonés en Asia. El prejuicio se alimenta de la ignorancia. De allí surge la incansable labor de Kato por dar a conocer diversas culturas y civilizaciones comparándolas con la cultura japonesa.”

6 de diciembre. Hoy quiero presentarles la primera de una serie de entregas sobre la vida de Kato Shuichi. Fue uno de los críticos sociales más conocidos de la posguerra y desempeñó un importante papel dentro del movimiento pacifista japonés. Las citas provienen de un capítulo dedicado a él de mi ensayo autobiográfico.

“Kato Shuichi nació en Tokio, en el barrio de Shibuya, el 19 de septiembre de 1919. A lo largo de su niñez y adolescencia y durante los años en que estudió medicina en la Universidad de Tokio, Japón avanzaba en la guerra imperialista que había iniciado en 1910 con la colonización de la península coreana. Se graduó de médico en 1943, en medio de la Segunda Guerra Mundial, y comenzó a trabajar en el Hospital de la Universidad de Tokio. Fue testigo directo del sufrimiento de los habitantes de su ciudad como consecuencia de los bombardeos que arrasaron parte de ella en marzo de 1945 y en los meses subsiguientes. Poco antes de cumplir 26 años Estados Unidos lanzó bombas atómicas sobre Hiroshima y Nagasaki provocando un infierno de muerte y destrucción. Estos hechos lo marcarían por el resto de su vida. Formó parte de un equipo oficial japonés estadounidense dedicado a investigar las consecuencias que las bombas atómicas tuvieron sobre la población afectada. Durante ese período fortaleció su conciencia pacifista y antiimperialista, la que se vio reflejada en sus actividades y en su obra literaria.

     Antes de comenzar sus estudios de medicina se había interesado por la literatura y continuó haciéndolo en la universidad y después de graduarse. En el bachillerato había estudiado inglés y alemán y en la universidad francés y latín. Ya en 1947 junto a Shinichiro Nakamura y Takehiko Fukunaga fue coautor de “1946 -consideraciones literarias-”, llamando por primera vez la atención en el mundo de la literatura. En 1951 fue becado por el gobierno francés para realizar investigaciones en hematología en la Universidad de París. Desde allí colaboró con revistas y periódicos japoneses enviando artículos de crítica artística y literaria y otros en que evaluaba críticamente características de diversas civilizaciones. En 1956 se publicó su libro “Cultura híbrida -una pequeña esperanza de Japón” (Zasshu Bunka – Nihon no chiisana kibou-). Allí presenta su punto de vista sobre diversos aspectos de la cultura japonesa problematizándola y llamando la atención del mundo literario y académico. El éxito de esta publicación lo llevó a dedicar más tiempo a escribir y dos años después abandonó definitivamente la práctica de la medicina.”

1 de diciembre. Un párrafo de “Acerca del Imaginario Social Japonés” que trata de las “actividades de búsqueda de una pareja para casarse”.”La dificultad de iniciar una relación ha conducido últimamente a acuñar el término konkatsu. No es extraño que en una sociedad centrada en la empresa privada, este término se derive de shukatsu, que es la versión reducida de shushoku katsudo, actividades de búsqueda de trabajo. Konkatsu es la versión abreviada de kekkon katsudo, que en una traducción libre significa actividades de búsqueda de una pareja para casarse. Los japoneses no sienten vergüenza de declararse en “búsqueda de una pareja para casarse” ya que la actividad se encuentra en sus conciencias separada del amor espontáneo. Konkatsu tiene mucho en común con shukatsu. Se busca una esposa o un marido como se busca un trabajo. Ambos tienen relación con la reproducción social. Uno provee el sustento económico y el otro el marco institucional que permite la crianza de los hijos. El amor romántico tiene poco que ver con todo esto. Se considera que una relación de largo plazo debe estar basada en una posición social similar y en una historia académica similar. Las familias importan tanto como los miembros de la pareja. Todavía hay gente que se casa por omiai o presentación por parte de padrinos que ven en los candidatos dos personas adecuadas para una relación de largo plazo. No solo existen los omiai tradicionales, un ceremonial más de los que rigen la vida de la gente, y que está más difundido entre las clases altas. Hay formas más comunes de presentar a candidatos potables, como los gokon, reuniones de igual número de hombres y mujeres convocadas por algunos de ellos para propiciar la formación de parejas. También hay empresas que organizan konkatsu party, fiestas a las que concurren un mismo número de hombres y mujeres que están en su “actividad de búsqueda de un candidato o candidata para casarse”. Los asistentes pagan a las empresas para asistir a estas fiestas. Hasta aquí se extiende el hecho de que a los japoneses les cuesta encarar una relación fuera de un marco institucional, fuera de un ceremonial. Conocer a una persona en un konkatsu party a la que una empresa ha invitado a gente que, de acuerdo a ciertas variables estadísticas, considera adecuada para mantener una relación de largo plazo, genera tranquilidad. Declararse en situación de konkatsu o búsqueda de pareja otorga un marco de seriedad a quien busca pareja. Tratándose de una circunstancia tan importante en la vida, es un ejemplo adecuado para entender a la ceremonia como parte esencial del imaginario social. Lo espontáneo es descartado como sospechoso, como impuro por gran parte de la población.”

28 de noviembre. Solo Wedding, el tema de hoy. Les dejo dos párrafos de “Acerca del Imaginario Social Japonés” y el link de un documental que trata de ello en español. Ojalá sea de vuestro interés.

“La vida matrimonial comienza con una ceremonia a la que se suele asignar gran importancia. Muchas mujeres sueñan con ese día, aún aquellas que permanecen solteras porque no encuentran un pretendiente que pueda satisfacer sus pretensiones socioeconómicas y prefieren continuar disfrutando de su libertad. La vida de casadas las someterá a obligaciones para con sus maridos y suegros y a las vinculadas con la crianza de sus hijos. La mirada social o seken se depositará sobre cada una de ellas demandando el cumplimiento de sus obligaciones. Entonces prefieren permanecer solteras pero siguen soñando con la ceremonia de bodas. Existen casos en que una mujer soltera contrata una ceremonia matrimonial sin la presencia de un novio, simplemente para tener la experiencia de la ceremonia de bodas. Los acontecimientos que tienen lugar ese día se encuentran fuertemente grabados en el imaginario social femenino y ellas quieren llevarlos a la práctica aún sin la presencia del novio. Este también es un producto del neoliberalismo, ya que la nueva inseguridad laboral de muchos hombres y la permanencia de las antiguas obligaciones las han llevado a prescindir de ellos. 

     En 2015 el 14.1% de las mujeres de hasta 50 años de edad no se habían casado. La dueña de una empresa de Kioto tuvo la idea de explotar este nicho en el mercado de las ceremonias matrimoniales y desde el año 2014 celebra ceremonias sin novio. Las mujeres solteras podrían entonces contar con su álbum de fotos vestidas de novia sin necesidad de casarse. La empresa creó un paquete de dos días para mujeres solas y en los primeros seis meses celebró ciento treinta ceremonias sin marido, lo que constituyó un gran éxito económico. La mujer puede asistir sola o contratar a un hombre para que haga el papel de novio, dándole así más realismo a la ocasión y a su álbum de fotos. Las mujeres cuentan para ello con los servicios de empresas como Family Romance, citada en el capítulo 15, que alquilan familiares y amigos. Estas ceremonias son conocidas como Solo Wedding, matrimonios de una sola persona. Luego de la ceremonia la novia pasa la noche de bodas en un hotel de lujo, sola o acompañada, según sea su preferencia, aunque las empresas que alquilan novios prohíben las relaciones íntimas.”

26 de noviembre. ¿Saben lo que es la “Declaración de Humanidad”? El primero de enero de 1946 el emperador declaró que él no era una divinidad. Les dejo el primer párrafo del capítulo 10 de “Ritsuko, la Guerra y La Paz”. Podrán enterarse de los contornos de la declaración, sus alcances y límites. Todo el capítulo trata de los dos primeros días de ese año.

“La mañana siguiente el padre de Ritsuko se encontró en la primera página del periódico con la declaración del emperador en que afirmaba que él no era una divinidad sino un ser humano. No cabía duda de que había sido presionado por las fuerzas de ocupación para hacer semejante declaración. Todos aún dormían, así que fue a su estudio a leer la declaración en detalle. Allí tomó nota de que declaraba no ser una divinidad manifiesta pero en ningún lugar mencionaba no ser descendiente de Amaterasu, la diosa que dio origen a la familia imperial, por lo que la declaración era ambigua. En todo caso aceptaba ser un ser humano descendiente de una divinidad, y ello bajo presión, por lo que sus súbditos no estarían obligados a aceptar el contenido de semejante escrito. Por otro lado, el emperador se declaraba heredero de la era Meiji y de los objetivos que se había impuesto el emperador Mutsuhito en la carta de juramento de 1868. Tanto el emperador como Shidehara en su comentario a la declaración, dejaban claro que la restauración Meiji, y no las fuerzas de ocupación, había traído la democracia a Japón. El padre de Ritsuko pensó que la idea de modernización económica y fortalecimiento del ejército de aquellos años no estaba en contradicción con lo ocurrido durante la guerra. La afirmación más tajante que entraba en contradicción con el pasado reciente era la de que la raza japonesa no era superior a otras razas y que no estaba destinada a gobernar el mundo. Don Igarashi concluyó que esta era una concesión hecha a los Estados Unidos, pero que en todo caso venía bien si servía para acabar con el militarismo. Los japoneses podrían demostrar ser superiores por otros medios. Paradójicamente, mientras las fuerzas de ocupación y la opinión pública en el exterior sostenían que por fin el emperador y los japoneses aceptaban estar en pie de igualdad con el resto de la humanidad, la élite japonesa se pensaba a sí misma en un nuevo punto de partida que conduciría a demostrar que su orden social era superior, en buena parte por saberse descendientes de una divinidad. Lo haría cumpliendo al pie de la letra con las reglas del capitalismo y la democracia representativa, que tenían su origen en occidente, y sin hacer uso de la fuerza militar. Entonces nadie podría impugnar su superioridad.”

24 de noviembre. Hola, les dejo un párrafo sobre la diferencia entre omote nihon y ura nihon. Está tomado de “31 años en Japón -ensayo autobiográfico sobre la sociedad japonesa contemporánea-, capítulo 32: Diferencias Regionales, páginas 271 y 272. “Otra diferencia a nivel regional es la basada en la historia económica de la región costera que da al Océano Pacífico y la que da al Mar de Japón. Por razones territoriales y climáticas la mayor parte de la población se asentó sobre las dos grandes planicies con costas sobre el Pacífico, Kanto y Kansai, y sobre el resto de esa costa, mientras que la costa del Mar de Japón, la que está frente a Asia continental, permaneció relativamente despoblada. A la costa del Pacífico se la conoce como omote nihon o el Japón de la parte delantera, el frente, el anverso. A la costa del Mar de Japón se la conoce como ura nihon o el Japón de la parte trasera, el fondo, el reverso. El camino que va de Kioto a Tokio a lo largo de la costa del Pacífico es conocido históricamente como tokaido y es el centro y símbolo del omote nihon, concepto que une a Kanto y a Kansai y que continúa hacia el noreste y el sudoeste a lo largo de la costa. Es sinónimo de desarrollo industrial y tecnológico, mundo científico y racional, occidentalización, cálculo económico, capitalismo, poder político y militar, grandes ciudades, desarraigo. Ura nihon es sinónimo del Japón tradicional, campos de arroz, pequeñas ciudades y pueblos, un mundo sentimental, nostálgico, intuitivo, comunitario, premoderno. También se ha comparado a la costa del Pacífico con la masculinidad y a la costa del Mar del Japón con la femineidad. En cuanto al clima, en omote nihon los inviernos son más benignos. En Kansai, uno puede estar un día de invierno en la costa de Osaka (omote nihon) disfrutando de un día de sol sin nieve a la vista, mientras cerca de la costa del Mar de Japón, a unos 70 kilómetros de distancia, se encontrará con nieve acumulada y sin sol. Lo mismo ocurriría si se dirige desde Tokio hacia Niigata. Cuando Yasunari Kawabata se refiere al “País de la Nieve” está hablando de ura nihon. Su gente es más apacible y cercana a la naturaleza. Aunque originalmente el término ura nihon no era despectivo ni discriminador, en la actualidad se tiende a evitarlo para no invocar una imagen de atraso y pobreza relativa.”

22 de noviembre. ¿Habían oído hablar de las “empresas negras”? Les dejo una cita donde me refiero a cómo surgió el término. Está tomada de “31 años en Japón -ensayo autobiográfico sobre la sociedad japonesa contemporánea-“, capítulo 23, página 203. La historia de Hiroki Konno y mi historia en Japón se funden en la designación de Mitsubishi Denki como la peor empresa del año en 2018.”Un joven estudiante de derecho laboral llamado Hiroki Konno, nacido en 1983, surgido de la Universidad Chuo y estudiante de posgrado de la Universidad Hitotsubashi, ambas de Tokio, fundó allí junto a compañeros y amigos en el año 2007 una organización sin fines de lucro llamada POSSE, cuyo objetivo era ayudar a los jóvenes a que puedan solucionar sus problemas laborales por sí mismos a través del asesoramiento legal y seminarios en que se trataban temas ligados a las prácticas ilegales en el ámbito laboral. A partir de 2009 se establecieron sucursales de POSSE en otras ciudades, primero en Sendai y Kioto. En 2012 Konno publicó un libro titulado “Burakku Kigyo”, literalmente “Las empresas negras”. A este libro se sucedieron otros y en 2019 ya había publicado cerca de una veintena de títulos entre textos escritos por él y otros publicados junto a otros miembros de POSSE. Allí no solo se describen las prácticas de ciertas empresas que rayan en lo inhumano sino también se trata el tema de por qué Japón ha llegado a una situación en que los empleados trabajan hasta morir o se suicidan antes de dejar su trabajo. También se refiere a la legislación laboral y a cómo hacer para que las leyes tengan un efecto concreto sobre la protección de los trabajadores.En ese mismo año 2012 se creó un premio para la empresa negra que había hecho más daño a sus trabajadores. Su denominación en inglés es “Most Evil Corporation of the Year Award” o “Premio para la Peor Empresa del Año”. Cada año se estudian cientos de casos de ilegalidad en la administración de personal de los que solo se candidatean al premio los que han sido comprobados y difundidos por los medios de comunicación. Hay decenas de ellos y solo se escogen unas 10 empresas para ser nominadas a la obtención del premio. En diciembre de 2018 se conocieron las empresas nominadas para el otorgamiento del séptimo premio anual a la peor empresa. Fueron nominadas ocho empresas y un organismo gubernamental. Ese año la empresa ganadora del premio fue Mitsubishi Denki (Mitsubishi Electronics), una empresa mencionada dos veces en este libro. Durante el “viaje de iniciación” visité con mis compañeros de estudios su planta productora de escaleras mecánicas y elevadores ubicada en Inazawa, cerca de Nagoya. Durante nuestra estadía en Nagoya estuvimos alojados en los dormitorios que la empresa tiene para sus empleados solteros. Luego, durante el estudio de campo para la redacción de mi tesis de doctorado, tuve tres entrevistas en esta empresa para tratar de la administración del personal de ingeniería. A pesar de ello, no pude vislumbrar la existencia de problemas tan graves. Es que la obtención de este premio en 2018 está íntimamente relacionada con mi tema de investigación en el área de I&D. Una debilidad de mi estudio consiste en que mis entrevistados siempre fueron personal de dirección y no tuve acceso a los propios ingenieros, quienes vivían cotidianamente bajo este sistema de administración de personal y eran mi verdadero objeto de estudio.”

19 de noviembre. No se trata estrictamente de literatura japonesa pero es digno de ella en el sentido de que la realidad aquí iguala o supera a la ficción. Son dos párrafos de “Acerca del Imaginario Social Japonés”, Capítulo 15: “De la soledad”, páginas 127 y 128. Si no lo sabían creo que enterarse de esto les puede abrir una ventana para comprender muchas cosas de esta sociedad. “La empresa Family Romance cuenta con dos mil doscientos empleados dispuestos a actuar como padres, amigos, pareja, compañeros de trabajo, hijos, etc. Podemos alquilar a una pareja para ir a una boda o padre y madre para un encuentro con los padres de su prometida. Y se puede alquilar pareja, amigos, compañeros de trabajo, padres, hijos u otros parientes simplemente para paliar la soledad. Se suele alquilar una compañía para ir de compras, para ir a comer a un restaurante o para tener una conversación, ya que, como hemos visto, mucha gente no tiene oportunidad de hablar con alguien durante semanas. El director de cine alemán Werner Herzog llegó a Tokio para filmar una película que lleva el mismo nombre de la empresa y es interpretada por su fundador, Yuichi Ishii. Él entiende a su exitosa empresa como un proveedor de servicios para gente que está en problemas. Lo toma como algo natural, aunque las características de la sociedad que ofrece un amplio mercado para su negocio es un producto histórico cuyo núcleo más importante es un sistema de control social basado en un modo particular de interacción social.En el momento de acceder a una entrevista con la BBC, Yuichi Ishii contaba con treinta y cinco niños que lo consideraban su verdaderopadre y mantenía sesenta y nueve falsas relaciones de diverso tipo. A cada uno de sus empleados les permite mantener solo cinco relaciones falsas. El servicio cuesta 20.000 yenes (unos 180 dólares) por cuatro horas, más transporte y comidas, algo imposible de pagar para la gran mayoría de los ancianos, pero más accesible para jóvenes en busca de una compañía para asistir a una boda o para una empleada que quiere contar con la compañía de alguien que actúe como si fuera su pareja, por ejemplo. En esta empresa los besos y las relaciones sexuales están prohibidos. Existen manuales, tal como en casi todas las empresas, que indican las pautas de comportamiento de los empleados/actores en detalle. La empresa ofrece unos treinta tipos de servicios y hay un manual para cada uno. Ishii conoció a una de sus falsas hijas cuando ella estaba en cuarto grado de primaria y al momento de la entrevista tenía veinte años. En el fondo de su corazón ella seguía creyendo que era su padre. El propio Ishii reconoce que el cliente debe encontrar el momento de contarle la verdad a su familiar y así evitar un mal mayor. Dice que él creó la empresa para hacer más felices a las personas, pero que estas falsas historias se van agrandando y el terminar con ellas puede generar un gran vacío, algo opuesto a sus intenciones. El eslogan de la empresa es “La alegría por encima de lo real”, lo que nos devuelve al tercer y cuarto capítulo: la capacidad de la gente para negar la realidad y alienarse de ella a través de un imaginario social centrado en la abstención y la conjetura. No es casualidad que una empresa como ésta haya nacido una vez avanzado el proceso iniciado en la década de 1980.”

18 de noviembre. Antes de entrar en tema debo aclarar que escribo sobre lo que me acabo de cruzar en mis estudios y en la preparación de clases online sobre mi último libro. Y ayer me he cruzado con algo que puede ser de interés para muchos de ustedes. En Japón hay “ferias industriales sobre el final (エンディング産業展)también conocidas como ENDEX. Son “trade fairs” en que empresas presentan productos y servicios vinculados con la muerte a potenciales consumidores. Quienes asisten deben hacer su reservación con anticipación y tienen acceso a experiencias como la de probar diversos modelos de ataúdes. He visto un documental en que una empresa tenía un acuerdo con la NASA y ofrecía el servicio de esparcir las cenizas del consumidor por el espacio desde un satélite. Un capítulo de mi libro “Acerca del Imaginario Social Japonés” se titula “de la muerte” y trata de la historia y el presente del vínculo que la gente y las instituciones han tenido con este acontecimiento inevitable. Pero llegué tarde para incluir las “trade fairs del final”. La muerte puede ser un buen negocio al punto de que los consumidores potenciales asistan a estas ferias y fantaseen acerca de lo que les puede ocurrir después del final y lo que les puede costar. La feria de este año es la sexta y tendrá lugar entre el 24 y el 26 de noviembre en Tokyo. Como ven, es algo nuevo, va por su sexto año. El ámbito de los negocios no deja de expandirse y ya queda muy poco al margen de la búsqueda de beneficios. Hace mucho que la muerte es un negocio pero estas ferias implican un paso más en su legitimación. El link para la feria de este año, en japonés. http://ifcx.jp/outline/ También lleva como título “Ceremony Japan 2020”. “De cómo convertir la vida cotidiana en un ceremonial” es uno de los temas centrales de mi libro. Aquí nos encontramos frente a la última ceremonia. Disculpen por la temática pero ni modo, solo por hoy.

15 de noviembre. Tengo la impresión de que en diversos foros admiradores de lo que entienden como cultura japonesa se refieren a ella en base a prejuicios, a una visión superficial que con frecuencia es generada con la ayuda de la promoción de Cool Japan. Les rogaría intentar adentrarse en la vida cotidiana de los japoneses. No es un infierno, pero tampoco un paraíso. Durante los últimos 30 años se han ido agudizando problemas que antes existían solo marginalmente. Hay mucha gente que sufre las consecuencias de diversos modos, y cada vez son más. Esa es la tendencia. La vida cotidiana de la gente aquí está muy lejos de mitos, creencias y espiritualidad. Es extremadamente materialista y, aunque no lo quieran creer, basada en intereses individuales. Para alcanzar los objetivos individuales no queda más remedio que adaptarse al grupo. Chowa, armonía, es la consecuencia de una obligación que debe ser observada para poder sobrevivir. Se enseña a adaptarse a los deseos del interlocutor desde la escuela primaria en una sociedad en que las relaciones verticales son mucho más importantes que las horizontales. No hay otra opción que obedecer. No adopten a Japón como el paraíso perdido, no inventen una nueva religión. Es una sociedad muy disfrutable para quien la vive desde afuera pero muy dura para muchos que la sufren desde adentro. Es por ellos que escribo estas lineas. Sé que no todos piensan a Japón como el paraíso perdido, pero me llama la atención el alto grado de desconocimiento.

A %d blogueros les gusta esto: