31 Años en Japón

Este libro trata de dos historias: la mía y la de mi objeto de estudio, la sociedad japonesa contemporánea. Ambas se funden en los 31 años que pasé en el seno de esa sociedad. El lector se encontrará con pasajes en que destaco los puntos de contacto entre ambas historias  y otros en que me distancio de mi historia personal para analizar diversas facetas de la sociedad japonesa de un modo accesible, intentando evitar academicismos. En algunos capítulos me refiero a las fuentes históricas de su situación actual, la historia entendida como herramienta indispensable para entender el presente. Y lo mismo hago conmigo: estudio la historia de mi larga estadía en Japón para entender los orígenes de una crisis vital que fui superando durante el proceso de redacción de este libro. Esa crisis y su superación son los temas del primer capítulo y del último.

     Antes de ingresar en mi historia personal dedico 5 capítulos a estudiar algunas características de la sociedad contemporánea estrechamente relacionadas con mi experiencia. Como pasé los 31 años de mi estadía en Japón en diversas universidades, me refiero allí al sistema educativo (capítulo 2) y al papel de la universidad dentro del mismo (capítulos 4 y 5). A lo largo del proceso de socialización que tiene lugar durante los nueve años de educación obligatoria se hace hincapié en ciertas pautas de comportamiento que suelen confundirse con rasgos esenciales de la cultura japonesa. Me refiero a ellas en el tercer capítulo. Por su parte, la educación universitaria tiene un vínculo particular con el mercado de trabajo. La empresa privada tiene una gran influencia sobre la vida universitaria y sobre otras instituciones de la sociedad japonesa. Es por ello que dedico el capítulo 6 a estudiar la “sociedad centrada en la empresa”, en japonés kigio shakai o kigio chushin shakai.

     De los 42 capítulos del libro, 20 son dedicados a mi historia personal y 22 a diversas facetas de la sociedad japonesa contemporánea y al proceso histórico que dio origen a sus características particulares. Los capítulos dedicados a mi historia personal son el 1, 7, 9, 10, 12, 14, 16, 18, 20, 22, 24, 26, 27, 28, 31, 33, 35, 37, 39 y 42. Empiezo por el final y retorno al principio para contar algunas de mis experiencias durante todos estos años hasta culminar en la que dió inicio al libro bajo una nueva mirada. En estos capítulos suelo hacer consideraciones sobre características de la sociedad que ayudan a explicar mis experiencias. Del mismo modo, en el resto de los capítulos suelo mencionar como ejemplo algunas de mis experiencias. En algunos casos me refiero a aspectos de la sociedad relacionados con experiencias propias abordadas en el capítulo anterior. En otros trato temas vinculados a la sociedad japonesa cuyo conocimiento considero indispensable aunque no estén directamente vinculados con el relato de mis experiencias. Pienso que la mejor alternativa es leer el libro en la misma secuencia en que está escrito. Sin embargo, el lector puede dirigirse directamente a los temas de su preferencia. Si está interesado en mi historia personal y ya tiene cierto conocimiento de la sociedad japonesa, puede leer los 20 capítulos dedicados a ese tema, aunque mis experiencias adquirirán más sentido si las vincula con el contenido de los capítulos sobre la sociedad japonesa. Si no le interesa ocuparse de mis experiencias y prefiere concentrarse en mi punto de vista sobre la sociedad contemporánea y sus antecedentes históricos puede leer solo los 22 capítulos que tratan esos temas, preferiblemente en el orden en que están escritos ya que a menudo cito puntos tratados en capítulos anteriores.

     Trato de que mi relato sea lo más cercano a la vida misma, donde se mezclan trabajo, amores, estudios, viajes, trabajo de campo, encuentros, planes, el azar y la improvisación. Sigo una secuencia temporal desde un viaje a Japón anterior al inicio de los 31 años de estadía hasta el último día de ese período. El relato de los hechos se alterna con su análisis sociológico, económico o psicosocial, predominando el relato o el análisis según el caso. Privilegio ciertos hechos y procesos a costa de otros, ya que para cubrir todo lo acontecido en estos años necesitaría varios volúmenes. Soy políticamente incorrecto, tratando de ser fiel a lo que ocurrió y dejando los juicios de valor en manos del lector. El relato de mi experiencia trasciende los límites de Japón incluyendo viajes y trabajo de campo realizado en Europa y América Latina.

     Mi objetivo es que tanto la experiencia del investigador como la sociedad japonesa en cuanto objeto de estudio aparezcan como parte de la vida misma en sus diversas dimensiones y no como parte de una disciplina académica autosuficiente alejada de las miserias y milagros de la vida diaria. El investigador presentado como ser humano y la sociedad japonesa mostrada en su versión más cercana a la vida de todos los días. Ojalá pueda haber tendido un puente entre la vida y el mundo académico en dos sentidos: 1) mostrando que el investigador es un ser humano que no solo lee, piensa y escribe, y 2) que en este caso su objeto de estudio son seres humanos de carne y hueso por lo que deben ser colocados lo más cerca posible de su realidad concreta a pesar de que como parte de su estudio no se pueda evitar recurrir a abstracciones.

A %d blogueros les gusta esto: